Experiencias alternativas en educación superior indígena

Distintas iniciativas de los pueblos indígenas alrededor del mundo, ofrecen interesantes alternativas a considerar, algunas con mayores avances dependiendo de su capacidad organizativa y recursos de sus gobiernos. A continuación, algunos ejemplos:

En Estados Unidos, una de las experiencias más significativas se viene dando en el Estado de Hawai’i, en cuya universidad estatal se creó el Centro para Estudios Hawaiianos Kamakakuôkalani en 1986. De 15 profesores y 250 estudiantes en 1990, hoy el Centro cuenta con 53 profesores y 1500 estudiantes. Allí se ofrece un pregrado y una maestría en estudios hawaiianos. A su vez, el Programa de la Lengua Hawaiiana Kawaihuelani ofrece un pregrado y una maestría para el fortalecimiento de esta lengua originaria, que estuvo al borde de la desaparición hace 20 años. Estas iniciativas han tenido un profundo impacto en el renacimento de la cultura e identidad nativo hawaiianas. Recientemente, ambos centros se unieron para crear la Facultad Hawai’inuiâkea para el Conocimiento Hawaiiano, que espera tener para el año 2008 con 83 profesores y 2400 estudiantes(24), la cual contribuirá con el florecimiento de la lengua, la literatura, el arte, la música, el cine, la cultura, la política, la historia y la ciencia del pueblo originario de Hawai’i(25).

De manera similar, el pueblo Maorí de Nueva Zelanda viene jugando un rol de liderazgo no sólo en este país, sino en otras partes del mundo, mediante la creación de los siguientes programas:

 

  1. El preescolar indígena, Te Kohanga Reo, para la adquisición temprana de la lengua Maorí.

  2. Las escuelas indígenas de educación primaria bilingüe, Kura Kaupapa.

  3. Las escuelas indígenas de educación secundaria bilingüe, Whare Kura, en las cuales la enseñanza se imparte tanto en maorí como en inglés.

  4. Las instituciones de educación terciaria Wananga o universidades indígenas Maorí (en las cuales se fortalece la identidad indígena, pero al mismo tiempo se confieren grados en programas bilingües y biculturales exitosos(26).

 

En Canadá, en la provincia de Columbia Británica, desde el año 1970 se ofrece por la Facultad de Educación de la Universidad Simon Fraser, programas de pregrado y posgrado para formar docentes indígenas y se vienen diseñando proyectos de investigación colaborativa con comunidades indígenas para estimular el aprendizaje imaginativo y creativo con estudiantes de origen aborigen(27). A su vez, el North Island College, que cuenta con varios campus en la Isla de Vancouver y programas a distancia que facilitan el acceso a la educación superior de estudiantes aborígenes de regiones apartadas, procura facilitar y hacer más pertinente la vida académica de los y las jóvenes aborígenes que recién comienzan universidad, mediante la oferta de cursos específicamente diseñados para las Primeras Naciones. Se procura así: 1) incrementar la participación y el éxito académico de personas aborígenes en la educación post-secundaria; y 2) apoyar la construcción de la capacidad de auto-gobierno de los pueblos aborígenes a través de la educación y entrenamiento post-secundario(28). Otro centro de educación superior estatal (The University of British Columbia), de 53.000 estudiantes y una de las más prestigiosas de Norteamérica(29), ofrece en ocho Facultades programas específicamente orientados a atender las necesidades de los y las estudiantes de las Primeras Naciones y sus comunidades, para un total de once programas hacia el año 2006. Estos programas se coordinan desde la Casa de las Primeras Naciones(30), creada desde 1987 como una dependencia directa de la rectoría, con el objetivo central de que los vastos recursos de la UBC sean más accesibles a la población aborigen, a la vez que mejorar la habilidad de la Universidad en responder a las necesidades de los pueblos de las Primeras Naciones, Inuit y Metis de este país.

Hoy día es posible conocer avances de éstas y otras propuestas en eventos mundiales de intercambio de saberes en educación superior indígena como son la Asociación Mundial de Educación Superior de los Pueblos Indígenas (WINHEC, por sus siglas en inglés), que mencionamos anteriormente y que se reúne anualmente. También, la Conferencia en Educación de los Pueblos Indígenas del Mundo (WIPCE, por sus siglas en inglés), que se celebra cada tres años y congrega a experiencias educativas indígenas de distintos países(31).

En Latinoamérica, aunque con más limitados recursos y menos compromiso estatal, existen en la actualidad esfuerzos importantes para crear programas de educación superior indígena(32), que van desde marcos asimilativos y convencionales como las universidades interculturales estatales en México(33), a otros más orientados desde una cosmovisión indígena, como la Universidad de la Tierra in Chiapas-México(34), el Programa de Educación Intercultural Bilingüe en Cochabamba, Bolivia, que ofrece una maestría en este campo(35)o la Universidad Intercultural de las Nacionalidades y Pueblos Indígenas "Amawtay Wasi" en Ecuador(36).

En Colombia, producto del surgimiento de las luchas indígenas por la recuperación de tierras y el reconocimiento de su autonomía, el Estado paulatinamente acepta a sus organizaciones como interlocutoras y da paso a cambios legislativos que reconozcan sus demandas, entre ellos, el Decreto 1142 de 1978 que aprueba la enseñanza de las lenguas nativas en las escuelas indígenas y da paso a una política de educación bilingüe. A partir de la reforma constitucional de 1991, el Estado adopta la política de Etnoeducación (Ley 115 de 1994 y Decreto 804 de1995) que reconoce el derecho de los grupos étnicos en el direccionamiento y orientación de sus procesos educativos.  La Etnoeducación tiene como objetivo fundamental poner en evidencia y sistematizar las especificidades culturales relacionadas con los valores, las estrategias y las finalidades de cada grupo humano, en su propia perspectiva planteada en el ámbito de la educación. Es el espacio donde las comunidades indígenas pueden pensarse desde la interrelación entre sus cosmovisiones y las consideradas del mundo no indígena. La etnoeducación incluye, por tanto, el cuerpo de conocimientos que sirven de puente a modo de “escuela-frontera” entre la educación tradicional de cada pueblo indígena y las demandas de una economía de mercado(37).

Esta política incide en la apertura de Licenciaturas en Etnoeducación en algunas universidades del país para la formación de las y los docentes indígenas, con experiencias a resaltar por el diálogo que se construye entre equipos universitarios y organizaciones indígenas y la inclusión de asuntos hasta entonces no considerados en la formación docente como gestión comunitaria, manejo del territorio y cuidado ambiental, además de temas pedagógicos, culturales y lingüísticos propios de los pueblos indígenas.(38)

“En el caso de la Universidad del Cauca, la apertura del programa de Licenciatura en Etnoeducación, en 1995, convocó explícitamentea grupos socioculturales que poco acceso habían tenido a los programas de formación existentes, debido en parte a los requisitos de ingreso y modalidad presencial. De igual forma, implicó la construcción de un enfoque curricular menos centrado en las disciplinas y más pensado en ejes temáticos, las cuales casi siempre se articulan desde la interdisciplinariedad”.(39)

A pesar de estos esfuerzos, puesto que la rigidez de las estructuras universitarias no es fácil de romper y las comunidades indígenas requieren capacitar su talento humano en otros campos además del educativo, algunas de sus organizaciones han preferido apostarle a sus propias propuestas de educación superior, así sus programas no sean reconocidos por el Ministerio de Educación Nacional. Un ejemplo es la Universidad Autónoma Indígena Intercultural – UAII, del Consejo Regional Indígena del Cauca – CRIC, orientada no sólo a la formación de docentes sino también de líderes y dirigentes, promotores de salud, multiplicadores organizativos, agentes de producción, comunicadores, y otras personas encargadas de dinamizar, defender y apoyar los procesos comunitarios.(40)

La valoración de unas y otras experiencias de educación superior indígena en Colombia varía en asuntos relacionados con la mayor o menor autonomía del currículo respecto al exigido por el sistema oficial, la pertinencia con las reales necesidades de los pueblos indígenas o el compromiso de sus egresados con sus comunidades, entre otros(41). Interesa resaltar aquí el abanico de posibilidades que se viene gestando para un país culturalmente diverso, que requiere con urgencia romper con el sistema monocultural y homogéneo que todavía prevalece en la educación superior.

Con la creación de la Licenciatura en Pedagogía de la Madre Tierra, la Universidad de Antioquia se vincula a la búsqueda de alternativas de formación universitaria indígena, distinta a la admisión especial en programas regulares, reconociendo la importancia y obligatoriedad del trabajo en equipo con una organización indígena. Se espera que ésta sea una oportunidad para avanzar el diálogo de saberes y la relación intercultural con las comunidades locales, al interior de la vida universitaria, con otras regiones del país y otras experiencias de educación indígena superior en el contexto internacional.


(24)Kame’elehiwa, Lilikala. (2007). “A new building for the Hawai’inuiâkea School of Hawaiian Knowledge”. En Hawai’inuiâkea School of Hawaiian Knowledge (brochure). Manoa: University of Hawai’i.

(25)Osorio, J. (2007). A joint message from the director of Kamakakûokalani Center for Hawaiian Studies and coordinator of Kawaihuelani Hawaiian Language Program. En Hawai’inuiâkea School of Hawaiian Knowledge (brochure). Manoa: University of Hawai’i.

(26)Turoa Royal (comunicación por correo electrónico, Marzo 10, 2008).

(27)Ver Imagination and Education Research Group. Disponible en http://ierg.net/LUCID/overview.

(28)Ver North Island College, Aboriginal Education, Aboriginal courses & curriculum development, disponible en http://www.nic.bc.ca/calendar/aboriginal_education/, revisado el 24/11/07.

(29)University of British Columbia, Facts & Figures, 2005/2006. disponible en:        http://www.publicaffairs.ubc.ca/ubcfacts/index.html, revisado el 25/11/07.

(30)University of British Columbia, First Nations House of Learning, Academic Programs and Initiatives, disponible en: http://www.longhouse.ubc.ca/program.htm, revisado el 25/11/07.

(32)Ver Estado de la Educación Superior Indígena en América Latina por IESALC-UNESCO, disponible en: http://www.iesalc.unesco.org.ve/programas/indigenas/informes/alatina/ind_al_barreno_final.pdf

(33)Rebolledo, Nicanor. (2005). Interculturalismo y autonomía. Las universidades indígenas y las políticas de alteridad. En Navarro Gallegos, César (coord.), La mala educación en tiempos de la derecha. México: Porrúa.

(34)Moreno, Alejandro. (2007). La Universidad de la Tierra en Chiapas.  Disponible en: http://alejandromorenolax.blogspot.com/2007_12_01_archive.html. Consulta 3/05/08.

(35)Zurita, Julieta. (2006). La educación intercultural bilingüe para los pueblos indígenas de Bolivia. En Memorias del Congreso Internacional de educación, investigación y formación docente [pp.107-130]. Medellín: Facultad de Educación, Universidad de Antioquia.

(37)Camacho Zamora, J. (1999). Entre lo local y lo global: perspectivas antropológicas en educación. Repertorio Americano (Heredia) (7), 12 - 21.
Gallego, Hernando. (1999). Etnoeducación: ¿Reforma de la educación o del pensamiento? Boletín de Antropología, Universidad de Antioquia, Vol. 13, No. 30, p. 139.

(38)Castillo, Elizabeth; Ernesto Hernández, y Axel Alejandro  Rojas. (2005). "Los Etnoeducadores: Esos nuevos sujetos de la educación colombiana." Revista Colombiana de Educación, no. 48 (2005): 39-54.
Caicedo, José Antonio, y Elizabeth Castillo. (2008). "Indígenas y Afrodescendientes en la universidad colombiana: Nuevos sujetos, viejas estructuras." Cuadernos Interculturales (Universidad de Valparaíso, Chile) 6, no. 10 (2008): 62-90.

(39)Castillo, Elizabeth y Lilia Triviño. "Historias y trayectorias de maestras y maestros indígenas en el Cauca: ¿La Etnoeducación, posibilidad para otras educaciones?”. Revista Educación y Pedagogía (Universidad de Antioquia, Medellín-Colombia) XX, no. 50: 81-97.50, (enero-abril), 2008, pp. 81-97.

(41) Discusiones en I, II y III Encuentros Nacionales de Políticas de Educación Superior para Pueblos Indígena, liderados por el Consejo Regional Indígena del Cauca–CRIC, auspiciados por el Instituto para la Educación Superior en América Latina de la UNESCO y ASCUN, realizados en Cali (Universidad de San Buenaventura, 2003), Pasto (Universidad de Nariño, 2004) y Medellín (Universidad de Antioquia, 2005).